Llegó la lluvia: A extremar la seguridad al conducir camiones

camiones_lluviaCon la llegada de las lluvias otoñales, la preocupación aumentó en los conductores, ante los problemas que las condiciones climatológicas pudieran provocar en la carretera. Y lo anterior se multiplica si son camiones los que tienes bajo tu responsabilidad para conducir. Por ello, y para minimizar en algo los riesgos que las precipitaciones generan para los vehículos pesados, es necesario dar una guía de consejos respecto a cómo conducir bajo este contexto.
Como nos ha enseñado la experiencia, uno de los primeros efectos adversos que se esperan con la lluvia y la nubosidad, es la disminución de la visibilidad y luminosidad (dependiendo, además, de la intensidad del aguacero). Además, la precipitación que golpea el pavimento, provoca mayores dificultades de visión de la ruta.
Por este motivo, es recomendable doblar la distancia de seguridad con el vehículo que va por delante. Esto, dado que el tramo de frenado que hay con el pavimento normal, se amplifica con éste mojado.
El clima lluvioso genera, además, problemas para avistar el horizonte, lo que provoca un agotamiento de la vista y la concentración. Esta razón, nos llama a aconsejarte a detenerte para descansar, ojalá cada dos horas.
También debes evitar manejar detrás de otros vehículos grandes, como otros camiones o buses, ya que sus neumáticos proyectarán una mayor cantidad de agua hacia tu parabrisas, reduciendo aún más tu campo visual.

Estabilidad ante todo
El agarre de los neumáticos es otro factor a considerar. Ante esto, debes procurar extremas las precauciones de seguridad, para así evitar “patinar” sobre la ruta. En dicho caso, debes mantener la calma, dejar de acelerar y evitar hacer movimientos bruscos.
Finalmente, ten mucha atención con el estado de la carretera, ya que las precipitaciones, al entra en contacto con polvo u otro tipo de residuos, puede formar un barro muy difícil de ver y que podría hacer resbalar tu máquina. Ojo con tu velocidad.

Seguridad en la cabina: Medidas para evitar accidentes en tractor

Los tractores son una de las maquinarias agrícolas más utilizadas y, además, una causa con índices de mortalidad bastante altos, generando pérdidas (además de las humanas) en materiales, gastos médicos, tiempo de trabajo perdido y baja en la productividad, entre otros efectos.
Las principales causas de accidentes debidas a la poca precaución en el manejo de tractores corresponden a vuelcos, caídas y atrapamientos con los aperos enganchados al tractor, así como con la toma de fuerza.
Por ello, los conductores de tractores, conociendo su equipo y a los peligros a los que están expuestos, estarán mejor preparados para evitar accidentes de este tipo.

Medidas de seguridad
seguridad_tractorLas áreas de peligro en las que se ven vinculados los tractores, tienen relación con sus partes mecánicas, los procedimientos de trabajo, las condiciones climatológicas y el terreno irregular.
Así, los expertos aconsejan retirar siempre las llaves del vehículo, en caso que esté no sea utilizado.
La mantención y la garantía de que quien operará el tractor sea el más adecuado, igualmente son normas que deben seguirse con rigor, así como mantener alejados a los niños de cualquier maquinaria agrícola. Junto a este último punto, debe considerarse nunca llevar pasajeros, a no ser que exista un segundo asiento.
En caso de vuelco, e independiente del tipo que sea (lateral o hacia atrás, los más comunes), la única medida de seguridad eficaz es la estructura de protección homologada, cuya normativa actual se le exige prácticamente a la totalidad de tractores agrícolas.
Aunque, en resumen, las medidas básicas de seguridad debieran incluir el correcto uso del cinturón de seguridad; la selección correcta de peso y anchura; el trabajar en pendientes con los pesos correspondientes; no forzar el tractor en caso que haya resistencia al avance; no efectuar virajes bruscos, sobre todo si se va con remolque y no trabajar lateralmente en grandes pendientes.

Haz de tu tractor una maquinaria irremplazable

tractorQuienes estén vinculados al área, sabrán que el desempeño de un tractor se mide, generalmente, por la cantidad de combustible que utiliza para trabajar una hectárea. Con esto como base, los tractores más eficientes serán aquellos que menor consumo de combustible generen, y que contengan un motor en buenas condiciones, así como todo su instrumental.
La experiencia dice que se pueden conseguir ahorros de más del 20% en el consumo, sólo con seguir algunas reglas y formas de uso para cada labor que se emprenda. Esto, debido a que los equipos con una deficiente mantención, han registrado consumos mayores al 10% de lo normal, provocando pérdida de velocidad en el trabajo, menor ancho posible de labor y un mayor consumo en el desempeño para la misma superficie.
Evitar las roturas y fallas, que se producen cuando el uso del tractor se hace más intensivo, es vital, pues de este modo se evitan demoras en los periodos críticos de trabajo, en los que generalmente se presentan este tipo de problemas. Y una tardanza puede acarrear varios dolores de cabeza en lo que respecta a la preparación del sueño, la siembra o atrasos en la cosecha.
Por todo lo anterior, el cuentahora de los tractores debe operar de manera correcta, pues en base a la información que entregue, se realizarán las mantenciones requeridas.
Potencia máxima
El aprovechamiento óptimo de la potencia de estas maquinarias permite también la máxima eficiencia de tracción en la barra de tiro, lo que se traduce en un aumento de la capacidad de trabajo y reducción del costo.
Finalmente, es importante considerar que el consumo de un motor variará dependiendo de su régimen de marcha y la carga que se le imponga. La potencia entregada por el motor del tractor depende principalmente del tipo de trabajo que tiene que realizar, el tamaño del equipo, la velocidad de avance y las condiciones del suelo.

Guía para un buen uso de los neumáticos de tu tractor

neumaticos_tractorComo en todo vehículo, y en los tractores no es la excepción, el uso de los neumáticos genera un desgaste continuo que podría acelerar su cambio, en caso de no contar con la información adecuada para retrasar este paso. Como parte primordial del funcionamiento de los tractores, un buen manejo de ellos incidirá en una reducción de costos, la optimización de las funciones que ejecuta la máquina y un menor impacto en el suelo.
Como pesado que es este equipo la concentración de este peso va dirigida hacia los neumáticos. Por tanto, si éstos no son de buena calidad es muy probable que el tractor llegue a patinar. Esto lleva a considerar una revisión constante de ellos, procurando que sus huellas (o calugones) estén notoriamente marcadas.
Destacar, además, que el patinamiento lleva a que el tractor pierda tracción y, al mismo tiempo, combustible. Si a todo lo anterior se le suma la pérdida de tiempo y dinero en la realización de labores, perfectamente es plausible realizar un mantenimiento constante de los neumáticos.

Diversos tipos
Pero quedan otras cosas por definir, si el cambio de neumáticos ya está marcha, debido a la existencia de dos tipos: los diagonales o convencionales, los cuales están formados por capas con hilos orientados entre 40° y 45º con respecto al plano medio del neumático; y los radiales o de bajo perfil, constituidos por capas con hilos de acero dispuestos perpendicularmente al plano del neumático, tendidos de un talón a otro.
Conjuntamente, se debe definir el ancho de rodado. En general, en los campos se utilizan aros con un ancho de 38 centímetros, aunque expertos aconsejan utilizar los de 42.
Por otra parte, cabe reseñar que la determinación de los ruedas dependerá, en primer término, del uso que a los tractores se les dé. De ahí que, dependiendo los vegetales que se estén cultivando, por ejemplo, la anchura del neumático debe tener relación con los anchos de los surcos que se requieren para ello.

5 pasos para tener tractores en óptimas condiciones

tractoresLa vida útil de los tractores es algo esencial al momento de hablar de trabajo pesado, ya sea en el campo o en la ciudad. Sin embargo, al existir diversos modelos y marcas diferentes de este tipo de vehículos (cuya revisión es muy diferente a la de uno menor), no hay presencia de una guía que sea aplicable -de manera general- a todos los tipos de tractores.
A estudiar se ha dicho
Pero si en algo podemos ayudarte, es a entregarte una serie de consejos básicos, para así tener tu maquinaria en óptimas condiciones.
1.- Una premisa básica al obtener un vehículo de estas características, es la lectura del manual del usuario. Esto porque el fabricante entrega instrucciones precisas para los cuidados esenciales de tu tractor. Si no posees uno, consíguelo aunque sea navegando en la web.
2.- Tras este paso, tu misión será obtener las herramientas necesarias para el mantenimiento, pues éste requiere de diferentes tipos de llaves inglesas, entre otras.
3.- Y si, los tractores también son propensos a dañarse con los cambios de temperatura. Por tal motivo, te recomendamos guardarlo en un garaje o, en caso de no tenerlo, cubrirlo con una lona. Mantener el sistema de escape, el asiento y los instrumentos alejados de la lluvia, es importante.
4.- Procura revisar continuamente los fluidos. Para esto, consulta el manual del usuario, el cual te entregará información sobre cómo supervisar el aceite del motor, el fluido de transmisión, el líquido refrigerante en el radiador, etcétera.
5.- La misma tarea debes cumplirla con las llantas. Por lo general, las llantas traseras tienen entre 0.8 y 1.3 bar (12 y 20 psi) de presión de inflado. En cambio, las delanteras pueden tener hasta 2.2 bar (32 psi). Las llantas traseras en los tractores de granjas se deben llenar de balasto, especialmente si vas a sacar alguna herramienta donde se requiere una máxima tracción. Este elemento está compuesto solamente por agua y una solución anticongelante.

¿Tienes preparado tu camión para este invierno?

camion_inviernoSabido es por todos los riesgos que conlleva el desempeñarse como conductor de camiones, más aún en la época invernal, pues la tensión y la presión por hacer las entregas a tiempo en un contexto climático poco propicio para tal efecto, se acentúan ante el riesgo que la llegada del frío genera en la carretera.
Para esto, las precauciones a considerar no son menores, considerando que cualquier descuido puede significar un accidente, o una avería que puede resultar altamente costosa. Por lo mismo, se nos hace necesario entregarte las siguientes recomendaciones, para que así tus camiones, ya sean nuevos o de segunda mano, estén en las condiciones óptimas para conducir durante el invierno.

Prevenir, mejor que curar
Una variable clave para los meses que se avecinan, tiene relación con la revisión de tu máquina. Antes de salir a la ruta, se debe verificar el perfecto estado del camión, llevándolo en reiteradas ocasiones al taller mecánico. Dichos profesionales certificarán que no existe problema alguno para que el vehículo emprenda camino.
Además de lo anterior, debes comprobar el refrigerante, pues este líquido es esencial para que el motor mantenga una temperatura precisa y así no sufrir daños.
Muchas veces, por la mañana, nos encontramos con que el camión tiene sus cristales congelados. Tirar agua caliente solo empeorará la situación, al provocar fisuras en el cristal, por el cambio abrupto de temperatura. Un poco de alcohol mezclado con agua y sería todo.
Si tu camino te lleva a transitar por zonas de hielo o nieve, muy peligrosas para los camiones, procura siempre portar cadenas para así ganar en estabilidad sobre la calzada y evitar accidentes.
Y ojo, el frío descarga las baterías, así que intenta llevar cables para usarlos cuando te quedes en panne.

Manejo de camiones: medidas de seguridad siempre son bienvenidas

manejar_camionesRealizar movimientos bruscos o no tener preocupación con las condiciones de la ruta, son sólo algunos de los errores que se suelen cometer al momento de conducir un vehículo. No obstante, el estar con el control de una máquina de mayores proporciones, conlleva igualmente una mayor responsabilidad, por lo que los choferes de camiones deben estar atentos a la serie de consejos que revisaremos a continuación.
Las carreteras resbaladizas son, en muchos casos, eje de peligro para los conductores de camiones, por lo que en este caso cabe recordar que cuando una rueda patina, ésta intentará que la sigan las demás. Esta es la mayor causa por la que los camiones “hacen la tijera” en carreteras resbaladizas.
En caso de poseer camiones con remolque, debes estar muy atento a que éste te pueda empujar en las curvas y en los giros, para así realizar las maniobras de seguridad requeridas.
Mantén, en todo momento, una distancia de seguridad más amplia. Más espacio para maniobrar es igual a más tiempo para evitar a otros conductores y vehículos.

Hielo negro
Hay que tener gran cuidado cuando las temperaturas bajen de cero. El denominado “hielo negro” suele esconderse en puntos sombríos, puentes, pasos a nivel e intersecciones, siendo un peligro para los camiones.
Para esto debes tener en cuenta las siguientes señales, para así advertir la presencia de “hielo negro”: primero que todo, se forma hielo en tus espejos exteriores, en la antena o en las esquinas del parabrisas. Las salpicaduras de agua de los vehículos delanteros cesan de repente, indicando un camino helado. Los árboles y las señales de tráfico tienen una capa de hielo aunque la carretera sólo parezca mojada.
Finalmente, se especialmente precavido cuando conduzcas en montañas. El clima de invierno en la montaña puede ser muy severo y cambiar rápidamente.

Consejos para manejar tu camión con seguridad

seguridad_camionMuchos son los chilenos que han hecho de la cabina de sus camiones, prácticamente su segundo hogar, u oficina, y todo con tal que la distribución de diversos productos sea lo más expedita posible a los diversos rincones del país. Y aunque las rutas por las que deban transitar son -casi en su totalidad-óptimas para transitar, la presión por tener que cumplir determinadas metas puede llegar a provocar cierto nivel de inseguridad en la conducción.
Recomendaciones
Por esto, y si es que su anhelo es llegar a adquirir un vehículo de mayores proporciones, es vital tener clara algunas recomendaciones:
• Primero que todo, siempre (pero siempre), debe ajustarse el cinturón de seguridad, pues el no utilizar este vital elemento podría llegar a aumentar las probabilidades de muerte, en un potencial accidente, 25 veces.
• Las condiciones de conducción son esenciales también. El clima juega un rol importante también en el manejo de camiones. Por esto, los choferes deben reducir un tercio de la velocidad en caminos húmedos y la mitad -o más- en calles con escarcha o nieve.
• Ojo con la velocidad. Los límites dispuestos en curvas, por ejemplo, están dirigidos a vehículos livianos. Esto debido a que los estudios han mostrado que los camiones grandes suelen perder el control, o volcar, al tomar una curva a la velocidad límite fijada, producto que poseen un centro de gravedad mucho más alto.
• Puntos ciegos: nunca confíe en que los demás conductores se mantengan fuera de sus puntos ciegos, ya que es posible que no sean conscientes del tamaño de los puntos ciegos de su vehículo. Mire los espejos cada 5-8 segundos y antes de girar, cambiar de carril o incorporarse a uno. Esto ayudará a que pueda controlar los patrones cambiantes de tráfico cercanos a su camión.
• Control del camión. La reducción de la velocidad debe realizarse, al menos, 15 segundos (1 cuadra y media, aproximadamente). Esto evitará cualquier percance vial.

Los desafíos en seguridad para mejorar la visión al conducir camiones

conducir_camionesUna de las preocupaciones del segmento de conductores de vehículos motorizados grandes es la alta tasa de accidentes producto de las dificultades al maniobrar el equipo y la reducción de visión para el conductor. La tecnología en materia de seguridad se ha enfocado en mejorar estos aspectos.

En 2014 la compañía Volvo Trucks daba un verdadero golpe al mercado al presentar un potente proyecto a grandes escalas en seguridad vial, llamado Non-Hit Car and Truck, que en uno de sus puntos se enfocaba en reducir el riesgo de accidentes por las limitaciones del campo de visión al manejar camiones, permitiendo una exploración en 360 grados de todo el entorno.

La idea está aún en etapa de prueba y por los elevados costos estaría en su etapa inicial sólo para el área comercial, en un período de cinco a diez años. El desafío es perfeccionar el campo de visión, pudiendo adelantarse a situaciones de accidentes.

Por su parte, Samsung Electronic presentó hace un tiempo el sistema Safety Truck, en la misma tendencia de brindar mayor seguridad al conducir. Se trata de cámaras de video conectadas a pantallas de alta calidad, que están incorporadas en las partes trasera y delantera del camión. De este modo, apuntan, entrega información además a quienes vienen detrás del vehículo, mostrándole el camino frontal y advirtiendo ante maniobras que requieran, por ejemplo, de una frenada brusca o el cruce de algún animal en la ruta.

Sensores asistenciales

Conscientes de que se debe invertir en la prevención de accidentes de tránsito de los camiones, algunos desarrolladores están perfeccionando el uso de sensores especiales para apoyar la asistencia en ruta. La idea es fusionar cámaras de video, radar, GPS y otras tecnologías, para brindar información más completa al conductor.

 

Tipos de tractores más usados para trabajos en el campo

tipos_tractores

Fuente foto: www.deere.es

Sobre todo para tareas en el campo, los tractores son un elemento fundamental en las tareas cotidianas que exigen carga superior y especializada, que deja en un segundo plano cualquier automóvil.

Cuando pensamos en uno de ellos, generalmente pensamos en la imagen un vehículo de grandes proporciones y enormes ruedas. Sin embargo, poco sabemos de los tipos de máquinas existentes para el sector, cuyos primeros modelos datan de finales del siglo XIX.

Sin entrar en mayores detalles técnicos, se pueden identificar tres tipos de ellos. El primero de ellos es el tractor general, el más común en granjas y terrenos campestres. Suelen tener las llantas delanteras más pequeñas, una cabina para un conductor y tracción simple con sus ruedas direccionales, que permite superar superficies exigentes. Se le implementan accesorios para labores de arado de tierra o limpieza de escombros, o tareas comunes como retiro de hortalizas y trabajo en jardines.

En un segundo nivel aparecen los articulados, con sus cuatro ruedas del mismo tamaño. Se caracteriza por contar con una potencia mayor al modelo explicado anteriormente, y maniobrabilidad superior para hacer frente a actividades que demandan fuerza y resistencia.
A su vez, los tractores de oruga aparecen como los más costosos y para tareas muy específicas. Su distinción resalta en el uso de una cinta transportadora tipo tanques y accesorios de grueso calibre para trabajos de retiro de tierras o mover grandes troncos.

La evolución del trabajo agrícola con el tractor

Desde que aparecieron, las labores han reinventado considerablemente, consiguiendo resultados cada vez más productivos y eficientes, aplicando tecnología mecanizada que le ha dado un valor agregado importante al sector. En la actualidad, es el vehículo agrícola más importante y elemento clave en la cadena para la producción de alimentos.