Mantén de mejor forma tu tractor con el inflado correcto

tractorNeumáticos hay de muchas medidas, diseños y estilos, y cada uno está diseñado para soportar una cantidad específica de presión de aire para trabajar de forma correcta. En el caso de un tractor, sus ruedas no están ajenas a esto.

En el caso de qué tamaño de aro elegir, las marcas fabricantes de estos vehículos aseguran que no se debe subestimar la importancia que tiene el tamaño. En ese sentido, la máxima eficiencia que se pueda lograr con un tractor dependerá de la elección del tamaño correcto que permita soportar el peso del vehículo contrapesado. Las presiones de inflado recomendadas para ello van entre 6 y 14 PSI, tomando en cuenta que cuanto menos sea la presión de inflado es mejor.

Perfil y comportamiento de los neumáticos
Entre otras virtudes, un neumático radial permite obtener la mayor superficie de contacto entre la goma y el suelo, utilizar las ruedas bajo el sistema de suspensión para controlar el nivel de salto de la carga y reducir el desgate que sufre el dibujo.

Otro punto importante para tener en cuenta es el nivel de contrapesado del vehículo, lo que es fundamental manejar para el buen rendimiento del tractor. En esta ecuación intervienen el peso total y la distribución que este tiene adelante y atrás:

- El contrapesado que se recomienda para tractores de tracción simple se sitúa entre las 50 y 55 libras por HP del motor, con un peso en el tren delantero de entre 20 y 35 por ciento.

- Para los tractores de doble tracción, el contrapesado también debe estar entre las 50 y 55 kilos por HP del motor, con un peso en el tren delantero de 35 por ciento.

- Los tractores articulados deben mantener un contrapeso de entre 50 y 55 kilos por HP del motor, dejando el peso en el tren delantero entre un 50 y 55 por ciento.

Lo que no puedes olvidar para conducir tu camión más eficientemente

conducir_camionLos miles de kilómetros de carreteras que atraviesan nuestro país son un lugar de convivencia para el transporte de pasajeros y también para el transporte comercial. Esta es la principal vía por la cual las empresas que desarrollan sus actividades en nuestro país trasladan sus insumos, productos y otros materiales desde distintos puntos.

Teniendo en cuenta lo anterior, el desafío para los transportistas está en lograr la máxima eficiencia en la conducción, lo que en el fondo puede repercutir a largo plazo en los beneficios que se obtengan y los costos que se generen por combustibles, mantenciones y uso del vehículo. Es por eso que reunimos algunos consejos importantes para maximizar el rendimiento en el transporte.

El camino hacia la conducción eficiente

Lo principal es conocer a cabalidad las características del vehículo que se conduce. Los camioneros más expertos pasan por alto este detalle, ya que confían más en sus años de experiencia. Sin embargo, se puede sacar provecho a la información técnica sobre el comportamiento, rendimiento, consumo, correcto manejo de los sistemas electrónicos, etc.

Los siguientes consejos tienen directa relación con la técnica de manejo. Por ejemplo, acostumbrarse a encender el motor sin necesidad de pisar el acelerador. Luego de eso esperar cerca de un minuto en ralentí hasta que haya presión suficiente para iniciar la marcha.

En situaciones de frío, se recomienda encender el motor de manera suave hasta que el camión alcance una temperatura adecuada, luego de 25 minutos en ralentí o 5 minutos en marcha.

Durante el trayecto, se recomienda pasar los cambios en la zona de par máximo (indicada en verde en el tacómetro). El régimen del motor en funcionamiento debería mantenerse en esa zona durante el viaje.

En cuanto a técnica de manejo, siempre es mejor mantener una velocidad constante, evitando las aceleraciones o frenadas pronunciadas. Esto se logra manejando a la defensiva y dejando un mayor margen de reacción ante los otros vehículos.